Presentación

Esta etapa comprende desde los tres hasta los cinco años de edad del alumno. Se divide en tres cursos académicos: 3 años, 4 años y 5 años y se continúa con su desarrollo motórico y cognitivo manteniendo el bilingüismo español-inglés como vehículo de comunicación.

Nuestro proyecto bilingüe en educación infantil 2º ciclo

Usamos el método británico Jolly Phonics. Este método está basado en los sonidos de las letras, en lugar del abecedario, por el que los niños escuchan y reproducen los 44 sonidos de la lengua inglesa. Gracias a la metodología integrada de canciones, rimas, mímica del sonido y reconocimiento de los sonidos dentro de cada palabra, el aprendizaje de la lectura y de la escritura se puede realizar a partir de una edad muy temprana.

Considerando que el objetivo fundamental en esta etapa es iniciar a los alumnos en una lengua extranjera, una correcta iniciación implica, ante todo, que los niños se diviertan adquiriendo estos aprendizajes y que disfruten con las actividades, con los materiales y con lo que aprenden. Como consecuencia de todo ello, los alumnos serán capaces de comprender mensajes sencillos, adquirir un vocabulario básico, nombrar objetos del entorno y, en bastantes casos, producir frases que han memorizado como fórmulas que entienden y saben aplicar adecuadamente.

Las características del alumnado de estas edades conlleva unas implicaciones educativas: en primer lugar, este alumnado se caracteriza, dada su energía y vitalidad, por la necesidad de movimiento, y del uso espontáneo del propio cuerpo, lo cual puede ser utilizado en el aprendizaje de una lengua extranjera a través de actividades de mímica, de acción y de comunicación con el propio cuerpo –Total Physical Response (TPR). Consciente de esta capacidad, nuestro profesorado utiliza mucha mímica y acción que apoya la comunicación verbal, reforzando así palabras y estructuras. El alumnado, por imitación, copiará estos gestos que, en muchas ocasiones, sustituyen a la lengua extranjera. Poco a poco, en la medida que el alumnado vaya mejorando su expresión oral, irá prescindiendo de este tipo de apoyo. No obstante, y dado que los períodos de atención de los niños de estas edades son cortos, para favorecer un aprendizaje adecuado es conveniente que haya un equilibrio entre las actividades que implican movimiento y otras que requieran concentración (por ejemplo, para lograr una pronunciación adecuada es preciso que escuchen y observen atentamente al docente antes de repetir una palabra, estructura, frase...).

Por otro lado, el alumnado de estas edades es, por lo general, imaginativo, divertido, entusiasta y creativo. Por ello es por lo que resulta sencillo implicar a los niños en actividades de juego simbólico, magia, dramatizaciones... En este sentido es muy útil el empleo de marionetas, no sólo para captar la atención, sino también para provocar la expresión oral del alumnado. Una marioneta usada como mascota, que sólo habla inglés, sirve de pretexto para la comunicación en otra lengua. También a estas edades se disfruta enormemente hablando, así como utilizando al máximo sus sentidos (oliendo, tocando, degustando...), por lo que es conveniente promover actividades en las que se desarrollen estas habilidades.

Uno de los requisitos básicos para lograr los objetivos es que la clase se desarrolle en inglés. Para ello nuestras profesoras hablan con un ritmo normal, utilizando frases completas, con la entonación y acento adecuados (los niños, por su parte, poco a poco irán adquiriendo la capacidad de discriminar las palabras clave de este discurso). Es tal la importancia del uso del inglés en el aula que no se debe limitar éste a las estructuras y vocabulario que se están trabajando, sino que debe abarcar también las estructuras necesarias para el desarrollo de las diferentes actividades, así como las propias de otras situaciones que pueden surgir en el aula (“blow your nose”, “buckle your shoes” ...).

Teniendo en cuenta que cuanto mayor sea la exposición de los niños a la lengua inglesa, más desarrollarán su capacidad de comunicarse en esa lengua; este lenguaje es tan importante como los contenidos que se enseñan. Sin embargo, en ocasiones, la dinámica del aula requiere el uso de la lengua materna para abordar cuestiones de carácter disciplinario o afectivo, instrucciones complejas, expresión de sentimientos, expresiones de afecto... Ante estas situaciones es recomendable usar también las expresiones equivalentes en inglés.

En el aprendizaje de una lengua, incluso en el caso de la materna, los niños atraviesan un período de silencio en el cual están expuestos a gran cantidad de lenguaje que son capaces de entender, si bien su capacidad para expresarlo oralmente es mucho más limitada. Este lenguaje que los niños entienden (“lenguaje pasivo”), ha de ser aplicado en muchos y variados contextos para que llegue a ser expresado por el alumnado, convirtiéndose así en “lenguaje activo”. Dependiendo del grado de madurez de cada alumno esta capacidad se desarrollará antes o después.

Objetivos

La educación infantil 2º ciclo deberá contribuir a desarrollar en los niños las siguientes capacidades:

  • Conocer su propio cuerpo y el de los otros y sus posibilidades de acción, adquirir una imagen ajustada de sí mismos y aprender a respetar las diferencias.
  • Observar y explorar su entorno familiar, natural, social y cultural.
  • Adquirir una progresiva autonomía en sus actividades habituales.
  • Desarrollar sus capacidades afectivas mediante un programa propio de desarrollo emocional.
  • Adquirir y mantener hábitos básicos relacionados con la higiene, la salud, la alimentación y la seguridad.
  • Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos.
  • Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.
  • Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lectura, en la escritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo.
  • Desarrollar la creatividad.
  • Iniciarse en el conocimiento de las ciencias.
  • Acercar a los niños a la figura de Jesús y la Virgen María.

Artículo 4 del Decreto 17/2008, de 6 de marzo, del Consejo de Gobierno, por el que se desarrollan para la Comunidad de Madrid las enseñanzas de la educación infantil.

Material del curso

La manipulación y exploración del propio cuerpo o de los objetos como recursos naturales de aprendizaje y como medios de relación, se ha de complementar con materiales variados, manejables, atractivos, seguros, sugestivos y adaptados a las características del grupo, que den ocasiones para manipular, experimentar o representar.

La tecnología también está presente como un recurso didáctico más por lo que el ordenador y la pizarra digital es una herramienta para toda la clase a través del trabajo en grupo, mediante el visionado de un programa, sirviendo de apoyo para introducir un concepto concreto o estimulando el trabajo libre y creativo a través de juegos. Asimismo, es necesario utilizar un mobiliario ergonómico y adaptado a las características del alumnado.

Comedor hoy